Costillas al Horno Moteras

  • Costillas al Horno
    Tradicional

  • Costillas al Horno
    con Patatas

  • Costillas al Horno
    con Salsa

  • Costillas al Horno
    con Cerveza

  • Costillas al Horno
    con Pimientos


  • "Costillas al Horno Moteras"

    Receta de Costillas al Horno Moteras


    Os enseñamos como preparar paso a paso estas ricas costillas al horno moteras, que se puede preparar el día antes y disfrutar de ellas al aire libre con un simple calentón. Si buscas segunda mano motos o vendes la tuya, entra ya en Mercamoto, tu portal de Segunda mano motos.

    Ingredientes:

    - Costillas de cerdo, unos tres kilos
    - Un litro de cerveza
    - Dos cabezas de ajos medianas
    - Un vaso de aceite de oliva
    - Pimentón dulce
    - Orégano
    - Romero
    - Pimienta negra molida
    - Sal




    Preparación:

    A continuación aprovechamos la ocasión para detallaros una riquísima receta de costillas al horno que nos facilitó un amigo en una concentración de motos en la que coincidimos.

    Cuando nos juntamos con otros amantes de las motos solemos llevar comida casera que compartimos entre todos. En esta ocasión el amigo Alberto trajo una estupendas costillas al horno ya listas, que sólo tuvimos que calentar un poco, y que estaban riquísimas. Vamos a indicaros como se preparan, tal y como nuestro amigo nos enseñó. Esperamos que os guste esta receta motera, seguro que Alberto se sentirá orgulloso de ellas.

    Empezaremos majando los ajos en un mortero, añadiendo la sal, una cucharada de pimienta negra, otra de pimentón dulce, un poco de orégano y romero. Cuando esté todo bien machacado, añadimos el aceite y la cerveza y mezclamos lo mejor posible. A continuación lavamos bien las costillas y las secamos, para después meterlas en un recipiente y cubrirlas con la mezconlanza anterior. La dejaremos en el frigorífico un par de horas al menos para que la carne coja bien los sabores.

    Cuando vayamos a hornear nuestras costillas, precalentamos el horno a 180 grados y sacamos las costillas de la nevera. Las colocaremos en la bandeja del horno, vertiendo por encima la mitad de la mezcla que haya sobrado, y las dejamos a esa misma temperatura una media hora aproximadamente.

    Pasado ese tiempo tendremos que darle la vuelta a nuestras costillas al horno, le echamos por encima el resto de la mezcla sobrante y las dejamos otros 30 minutos para que se hagan por el otro lado. Cuando estén listas, las sacamos del horno y la dejamos enfriar, ya que las vamos a dejar listas para comerlas el día después. Si se quisieran comer en ese momento, se sirven calientes, recién sacadas del horno.

    En nuestro caso, las dejamos que se pongan frías, las cortamos en tiras y las guardamos en un tupper para llevarnos a la acampada o dónde vayamos, y únicamente las tenemos que calentar un poco antes de servirlas. Es interesante dejarlas poco hechas para que al día siguiente no estén demasiado secas, ya que al calentarlas se terminan de hacer y quedan perfectas.

    Esperamos que os guste esta rica receta que nuestro amigo Alberto, un fanático de las motos de segunda mano.