Costillas al Horno Marinadas

  • Costillas al Horno
    Tradicional

  • Costillas al Horno
    con Patatas

  • Costillas al Horno
    con Salsa

  • Costillas al Horno
    con Cerveza

  • Costillas al Horno
    con Pimientos


  • "Costillas al Horno Marinadas"

    Receta de Costillas al Horno Marinadas


    Si te gusta comer costillas de cerdo al horno, te presentamos esta receta de costillas al horno marinadas. Esta forma de prepararlas es muy sencilla y consigues hacer unas costillas realmente sabrosas.

    Ingredientes:

    - Costillas de cerdo, sobre un kilo
    - Un par de dientes de ajo
    - Salsa de soja, una cucharada
    - Un poco de jengibre picadito
    - Sésamo tostado, un poquito
    - Miel, unas cuatro cucharaditas
    - Salsa de tomate, dos cucharadas




    Preparación:

    Primero vamos a dejar listas las costillas, para lo que las vamos a cortar en tiras, si no la habéis comprado ya así cortadas, y luego las lavaremos bien con agua, para dejarlas bien limpitas. Las dejamos secar mientras nos ponemos a preparar nuestro marinado para las costillas.

    En un recipiente amplio vamos a echar los ajos pelados y bien picaditos, la miel, la salsa de tomate, la salsa de soja, el sésamo y un poco de jengibre bien picado. Removemos todos los ingredientes hasta que se mezclen bien y formen una salsa homogénea. Podéis ajustar los ingredientes a vuestro gusto, si queréis darle un toque más personal a la mezcla.

    A continuación vamos a untar la mezcla anterior sobre las costillas, o bien con una brocha de cocina o bien pasando directamente las costillas sobre la misma. Iremos colocando las costillas ya untadas en un recipiente que meteremos después en la nevera un par de horas para que maceren bien.

    Cuando pase ese tiempo, precalentaremos el horno a 180ºC e iremos colocando las costillas maceradas sobre la bandeja que vayamos a emplear para hornearlas. Podemos verter un poco de la salsa sobrante por encima, y horneamos una media hora por cada lado, hasta que estén bien doraditas. Cuando le demos la vuelta, volvemos a echar un poco del macerado por encima.


    Cuando estén bien hechas por los dos lados, bien doraditas y hechas por dentro, las sacamos del horno y las servimos en caliente, pudiendo acompañarlas con alguna guarnición que nos guste. Se pueden hornear con unas patatas a rodajas o enteras para servirlas junto a las costillas marinadas.