Costillas al Horno con Cerveza

  • Costillas al Horno
    Tradicional

  • Costillas al Horno
    con Patatas

  • Costillas al Horno
    con Salsa

  • Costillas al Horno
    con Cerveza

  • Costillas al Horno
    con Pimientos


  • "Costillas al Horno con Cerveza"

    Receta de Costillas al Horno con Cerveza


    Te traemos en este caso una receta para hacer unas costillas al horno con cerveza, una receta que posiblemente no conozcas y seguro que te encanta probar. Es una forma diferente de preparar las costillas pero que resulta muy sabrosa.

    Ingredientes:

    - Un costillar de cerdo de unos dos kilos
    - Una cabeza de ajos
    - Dos latas de cerveza
    - Una cucharada de pimentón dulce
    - Pimienta negra molida
    - Orégano
    - Sal
    - Aceite de oliva virgen




    Preparación:

    Para hacer esta receta de costillas al horno con cerveza vamos a emplear un buen costillar de cerdo, que tenga unos dos kilos aproximadamente, para que puedas servirla para 4 o 5 comensales, acompañando las costillas con alguna guarnición adicional, que puede ser una buena ensalada o bien unas patatas fritas o cocidas, lo que más te guste. Siempre se pueden tomar solas las costillas, no es necesario acompañarlas de nada más, es otra opción. Compra siempre mayor o menor cantidad de las mismas según los invitados que tengas a comer.

    Primero vamos a preparar el aliño con el que vamos a macerar nuestras costillas. Para ello vamos majar los dientes de ajo una vez los hayamos pelados, con mortero de los de toda la vida. Les añadimos sal gruesa para ayudar a que se trituren bien, y añadimos también pimienta negra molida, orégano al gusto y el pimentón dulce, y vamos a triturarlo todo hasta que quede bien mezclado. Al acabar echaremos sobre un vaso de aceite de oliva virgen y lo removemos bien para que se forme una mezcla homogénea.

    A continuación vamos a limpiar las costillas y las vamos a untar con este aliño que hemos preparado, dejando el costillar entero o cortándolo previamente en tiras, como cada uno prefiera. Las vamos a dejar macerar al menos un par de horas, para que cojan bien el sabor. Si ves que necesitas hacer más cantidad de aliño añade más cantidad de todos los ingredientes antes de dejar macerar las costillas, ya que es importante que estén aliñadas por todos lados para que nos queden lo más sabrosas posible.

    Pasado ese tiempo vamos a encender el horno y lo ponemos a unos 180ºC, con el calor arriba y abajo, y mientras alcanza esa temperatura vamos a ir colocando las costillas en la bandeja de horno que vayamos a emplear para hornearlas. Cuando el horno alcance la temperatura indicada metemos la bandeja con nuestras costillas, y las vamos a dejar horneando hasta que veamos que quedan bien doraditas por la parte superior, para lo que necesitaremos una media hora aproximadamente, aunque el tiempo dependerá del grosor de las costillas y del horno.


    Cuando estén bien hechas por esta cara les damos la vuelta, vertemos sobre la bandeja las latas de cerveza y las dejamos hornear el mismo tiempo por el otro lado, hasta que queden de la misma forma. La cerveza se irá consumiendo y las costillas se impregnarán de su sabor. Una vez que por esta cara ya estén listas, vamos a poner el grill del horno y daremos un último golpe de calor con el mismo, por las dos caras, para que terminen de dorarse y nos queden crujientes.

    Otra opción es dejarlas macerar con el aliño que preparamos al inicio mezclado con la cerveza, dejarlas un par de horas que tomen el sabor y después hornearlas sobre una hora por ambas caras, la diferencia es que al estar más húmedas nos van a quedar menos crujientes. Una vez las tengamos listas vamos a servirlas siempre en caliente, y podemos hacerlo acompañadas con alguna guarnición o ensalada que le venga bien, ya verás cómo tus comensales quedan sorprendidos con unas costillas al horno con cerveza riquísimas.